Dale un decorado a tus pasillos

Por estrechos que sean, lo más importante es que los pasillos den sensación de libertad. Circular por ellos con comodidad es primordial, razón por la que no debemos recargarlos con demasiado mobiliario. Eso sí, si no dispones de mucho espacio en casa, aprovecha para colocar percheros o pequeños muebles de almacenamiento como estanterías, zapateros… 
Esta opción te será útil y amenizarás el tránsito entre habitaciones. Además, no importa el estilo que busques: en firmas como Portobello Street abarcan desde lo más clásico a lo más vanguardista.


Tampoco debes recargar el pasillo con objetos decorativos. Conseguirás darle un toque personal con plantas, flores, cuadros a modo de galería… Ser selectivo y elegir piezas de un estilo acorde al del resto de la casa son las claves para acertar.

Y ahora que el frío ya está aquí, no te olvides de colocar algunas alfombras. Serán tus mejores aliadas para mantener esa calidez que perdemos al salir de una estancia. Si además buscas originalidad, te sorprenderás con las alfombras que han creado marcas como Bo Concept.
La iluminación es otro aspecto fundamental. Aunque tu casa sea luminosa, es muy complicado que a algunos pasillos les llegue la luz natural. A la hora de colocar luces artificiales, tienes que tener en cuenta la altura de los techos. Si se trata de un techo bajo, es conveniente instalar unos puntos de luz en el propio techo o en la parte superior de las paredes, creando así mayor sensación de amplitud. Pero si tus techos son altos, te recomendamos colocar lámparas de pared o apliques que guarden cierta distancia con el techo.


También puedes crear un efecto visual de techos más altos colocando un zócalo a media altura. Una buena idea es combinar un papel a rayas en la zona inferior de la pared y pintura en la superior.

En cuanto a los colores, conviene que vistas las paredes de tonos muy claros. La gama de beige, pasteles y blancos son la mejor opción para reflejar la luz y que el pasillo parezca más amplio. Los colores más alegres y atrevidos deben reservarse para pasillos más anchos y luminosos. En ese caso, puedes combinar un tono intenso con blanco en el techo y en los muebles, creando un contraste que te encantará.

Otro truco sofisticado y práctico es aprovechar un rincón de la pared o una esquina para ubicar una pequeña zona de trabajo o una consola auxiliar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
-